Scrubs y peelings

Una piel joven y sana se ve hidratada, suave y con un brillo natural. Esto se debe a que muda sus células de manera regular; las células muertas (corneocitos) se desprenden y dan paso a las nuevas (queratinocitos). Lamentablemente, este proceso se vuelve más lento con los años. Además, también puede verse afectado por otros factores que dificultan el metabolismo celular, como el estrés o la fatiga. Cuando las células muertas se acumulan en su superficie, la piel es más proclive a sufrir brotes de acné y a verse apagada y reseca. Además, a medida que va perdiendo la capacidad de regenerarse aparecen las arrugas. ¡Así pues, necesita un poco de ayuda y nosotras como profesionales y expertas en el cuidado de tu piel te daremos lo necesario para que tu pie luzca siempre PERFECTA!